domingo


El Fitbit no es gadget ajeno a mí, ya se los mostré en una nota anterior, pero desde hace un par de meses he estado usando un nuevo modelo: Flex 2. Al tener un nuevo modelo y ser mucho más regular con la actividad física, me pareció interesante comparar esta experiencia con la que tuve con el anterior modelo.

Sus funciones son:

  • Notificación de llamada.
  • Recordatorios para moverte.
  • Notificación de SMS.
  • Alarma silenciosa.
  • Reconocimiento automático del ejercicio.
  • Monitorización del sueño.

Interacción

Elegí este modelo porque al ser el más pequeño no me estorbaría a la hora de usar ciertos aparatos en el gimnasio, aunque a cambio me topé con el inconveniente de no poder revisar los resultados al momento en la pantalla, sino a tener que esperar y revisar los datos en el teléfono. También implicó sacrificar la opción del reloj, ni modo.

Su diseño compacto incluye la venta de separarlo de su pulsera y adecuarlo a un brazalete o colgante, de esa manera lo puedes conjuntar con otro tipo de prendas no tan deportivas, llevarlo contigo a infinidad de lugares y mantener el conteo sin interrupciones.

Es resistente al agua, de modo que puedes nadar a buena profundidad o bañarte con el. Como la natación no es lo mío (me da ansiedad), le saco provecho al no tener que quitármelo cuando me baño en el gym, en ese sentido me parece benéfico. Posteriormente solo debes dejarlo secar y listo.

Al no tener pantalla para la lectura de los datos hay que recurrir a la app, la cual es fácil de leer y la información está bien categorizada. Según nuestras actividades y lo que quieras controlar puedes darle más uso e importancia a cierto tipo de datos, en mi caso presto más atención a los que se relacionan con mi tiempo en el gimnasio. Por pura curiosidad, en realidad.

Puedes configurar recordatorios para hacer ejercicio de forma frecuente e incluso dividir el día en franjas horarias para que avise si no se ha hecho nada de ejercicio. Eso está muy bien si tienes un trabajo muy sedentario, así te 'obligas' a ti misma a activarte y descansar un rato del trabajo. Además ganas insignias según el total de pasos que hagas en el día o acumulados.

Otra función bastante útil es que podemos usarlo como despertador, con la ventaja de ser más silencioso que un tradicional y no despertarás a tu compañero de cama, si quieres/debes dejarlo descansar. La misma función sirve para programar alarmas silenciosas a lo largo del día como recordatorio.


Si sales a correr puedes activar el GPS del teléfono y de esa manera analizar tu ruta, pero yo no le he sacado partido a eso. Mi recomendación, si lo haces, es que verifiques la privacidad de tu aplicación para que esa información no sea pública. Incluso el ejército de EE.UU. se ha llevado un disgusto al ver que varios de sus soldados pueden haber revelado, accidentalmente, ubicaciones de bases secretas debido a tener activada la función y mal configurada la privacidad.

La app te permite añadir amigos que usan algún producto Fitbit para que la puedas compartir la información y se 'reten' entre ustedes a seguir mejorando. Probablemente eso sea perfecto para quienes hagan ejercicio en grupo, pero a mí me choca que todo lo quieran convertir en una red social y se acabe la privacidad.

En resumen, FITBIT tiene un montón de opciones a las que les puedes sacar mayor o menor partido según tu estilo de vida y lo que quieras conseguir. ¿Quieres algo que te obligue a activarte unos minutos cada día en tu trabajo sedentario? Perfecto. ¿Quieres llevar un control de tu entrenamiento, especialmente para correr? Ideal. ¿Necesitas algo con lo que estar comunicado durante el rato que estás haciendo ejercicio o lejos del teléfono?Funcional.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.