lunes


El frío ha pegado con fuerza estos días, pero es solo un indicio del clima que nos golpeará con fuerza en los próximos meses. El año pasado mi piel sufrió enormemente con esa temperatura (más el viento), soy naturalmente seca pero el año pasado mi piel llegó hasta la descamación en cuanto la temperatura cayó y el viento helado hizo su aparición.

No soy la única que puede padecer xerosis o resequedad en la piel durante la temporada de Otoño-Invierno, de hecho es un problema muy común y consiste en una disminución de la capacidad de la piel para conservar un grado adecuado de humedad. Cuando eso sucede, la piel se vuelve oscura y opaca, rígida y áspera, salpicada de escamas. Justo lo que a mí me pasó.

Al llegar el invierno, el problema aumenta debido a la poca humedad de la calefacción, a la disminución relativa del contenido de vapor de agua en el aire externo y a la exposición a los vientos fríos. Hay otros que aumentan el riesgo de adquirir xerosis, tales como los baños muy frecuentes y con agua caliente, el excesivo lavado de las manos y la exposición a sustancias irritantes, especialmente jabones alcalinos.

Ahora no pienso ser tomada por sorpresa y empiezo a prepararme para lo que viene, así que he decidido evitar los jabones comunes, pues destruyen la película lípida que lubrica la superficie de la piel, además utilizaré productos que contenga oclusivos, emolientes y humectantes. La opción para este año viene de la marca GENOVÉ.

Ya me la había recomendado mi dermatóloga en algún momento (para combatir la resequedad normal de mi cuerpo), pero me costaba trabajo conseguirla porque rara vez la surten en las farmacias de mi rancho. Por suerte este año ya está en mis manos y mi piel.

Claro que la marca tiene una gran variedad de productos enfocados a necesidades específicas, pero las que les voy a mostrar son aquella que mi abuelita (alguien que necesita productos altamente emolientes) y yo hemos probado.

AGUA DE ROSAS – LECHE HIDRATANTE

Este me lo mandó mi dermatóloga y apenas me enteré que es ideal para la piel de los adultos mayores. Está especialmente recomendado para casos de sequedad debido a exposición solar, duchas frecuentes, viento, humedad baja, etc.

Lo que más me gusta es que a pesar de su alta hidratación se distribuye con facilidad y se absorbe rápido, nada que ver con esas cremas que dejan una capa blancuzca y hasta la mano tiesa.

DESODORANTE GENOVÉ

Algunas marcas de antitranspirantes de supermercado me funcionan muy bien…hasta que mi piel se harta y desarrollo una especie de alergia que me vuelve muy sensible la piel de mis axilas. Por suerte este desodorante con efecto antitranspirante llega a mi rescate. (Perfecto para cualquier época del año).

EMULBASE AVENA

Su fórmula a base de extracto de Avena Sativa la hace rica en Sustancias Coloidales, Proteínas y Minerales. Es de absorción suave y protectora, especialmente indicada para pieles muy secas, sensibles y con tendencia atópica.

Se aconseja usarla diariamente, pero hay que aplicarla sobre la piel húmeda y luego enjuagarnos con abundante agua.

EMULBASE ÍNTIMO.

Siento que no le damos demasiada importancia a la higiene íntima, incluso habrá quienes siguen recurriendo a prácticas que los ginecólogos desaconsejan totalmente. Este gel suave tiene un pH de 6.5, ideal para la higiene íntima de hombres y mujeres, no solo limpia sino que tiene una función antifúngica.

NEUTRODERMOL

No es un gel de baño normal, su fórmula contiene agentes nutritivos y reepitelizantes que permiten una profunda regeneración del manto lipídico. Sobre todo lo uso con mi abuelita, cualquier ayuda para su piel es bienvenida.

LECHE HIDRATANTE

Esta leche hidratante corporal mejora la textura de la piel extra seca, además de hidratarla, claro. Tiene caléndula y aceite de germen de trigo, lo cual ayuda a mejorar su elasticidad. Este producto no se limita a usarse después del baño, puedes reaplicarlo las veces que quieres.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.