lunes


Después del éxito de su colección New Look, Christian Dior sintió el deseo de vestir también la sonrisa de las mujeres con una barra de labios de un color rojo intenso y brillante, así nació en 1953 su famoso Rouge Dior que no tardó en convertirse en todo un icono a juego con sus famosos vestidos de este mismo color declinados en tonalidades amapola, granza o geranio. En aquel momento era una colección limitada de tan sólo 8 tonalidades inspiradas en los tejidos de la Alta Costura.

Han pasado muchos años desde entonces y Peter Philips, director de la creación y de la imagen del maquillaje Dior, renovado los emblemáticos labiales. Estas nuevas barras están formuladas con manteca de mango y con esferas de ácido hialurónico, en conjunto mantiene hidratados los labios y los regeneran con un efecto volumen en la superficie sin resecarlos ni cuartear el color.



Hay cuatro tonos emblemáticos, perfectos para cualquier ocasión y personalidad, Desde el clásico rojo mate hasta un suave rosa:

999 Matte: el rojo por excelencia de la marca, aunque personalmente no lo considero totalmente mate. Hecho que juega a mi favor y lo convierte en mi tono favorito. Se desliza con suavidad, mantiene los labios irritados y el tono es perfecto.

080 Red Smile: un rojo luminoso y satinado (el mismo que lleva Natalie Portman) y tira un poco a la gama de los corales.

047 Miss: un fucsia vibrante e intenso, perfecto para cuando quieres unos labios llamativos pero no deseas el clásico rojo. 

060 Première: un palo de rosa satinado, tiene destellos ligeros que dan vida y volumen a los labios.

Lo que me gusto de todos es la sensación de hidratación que deja en los labios y que perdure la intensidad del color por varias horas.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.