lunes


Si bien muchas personas tiene piel frágil de manera 'natural', lo cierto es que la radiación solar la provoca muchas otras personas que no la padecen. Esto es porque es porque los rayos UVB, los UVA cortos y UVA largos pueden provocar quemaduras solares, alteración de la barrera cutánea y los temidos daños celulares que desembocan en cáncer. Entonces una piel normal experimenta fragilidad, pero una que ya es fragil puede alcanzar un grado aún más elevado.

A principios de año les conté de A-DERMA, una marca especializada en piles frágiles y atópicas, la cual ahora nos trae su gama de protectores solares, perfectos para proteger nuestra piel este verano...y todas las estaciones del año.

¿Estamos de acuerdo en que lo mejor para proteger nuestra piel es usar un protector solar? La cosa es que, a veces, eso no es suficiente. Por eso la gama A-DERMA PROTECT va más allá de los filtros usuales y ofrece una estrategia en tres tiempos:

    1. Protección:
Cuenta con solo cuatro filtros, lo que favorece a la estabilidad de su fórmula y y se consigue una mejor relación eficacia/tolerancia. No deja ese molesto acabado blanco que te deja cual Gasparín y es resistente al agua.

    2. Reforzar:
Los rayos UV provocan que se fragilice la estructura lipídica.Una barrera cutánea más permeable compromete la protección contra estos. Por eso cuenta con un activo que refuerza nuestra barrera y fortalece su labor como escudo.

    3. Asegurar:
Gracias al Aceite de Plántulas de Avena Rhealba combatimos el estrés oxidativo provocado por los rayos UVA, además de contribuir al trabajo de la enzima Aurora Kinaza para presentar su ADN frente a los mismos rayos.


La gama se compone de seis productos, dependiendo la textura y las necesidades de la piel, pero todos comparten el mismo grado de SPF, el 50+. Podemos encontrar spray para niños o adultos, fluidos ligeros, leche repadora, fluido matificante y hasta una crema enfocada específicamente en pieles atópicas. 



0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.