domingo


Soy la chica rara que en las fiestas no bebe alcohol. Jamás lo he sido, ni siquiera en la adolescencia cuando todos mis compañeros experimentaban con las bebidas alcohólicas y ser abstemio era casi un delito. No tengo nada contra esa clase de bebidas, lo que pasa es que...no siempre aguanto su sabor intenso. Por eso me gustó tanto el vino español Pruno.

A lo largo del tiempo el vino ha ido evolucionando, en busca de paladares más jóvenes, que desean sabores más ligeros..y a un precio más acesible. Seguramente su precio les ha ayudado a convertirse en un éxito de ventas en España, a pesar de la crisis económica que viven y dificulta el crecimiento de ciertas empresas.

Claro que la principal ayuda para su éxito fue que Robert Parker lo calificara en 2012 como el mejor viño español por menos de veinte dólares. Si se están preguntando en cuánto se traduce eso en nuestro país, con el dólar tan elevado como está ahora, les digo que su precio es de $290.00 ¿no es genial?

Vamos a lo importante, el sabor del vino. Como dije al inicio, el problema que tengo las bebidas alcohólicas en que los sabores son muy intensos, lo que me impide disfrutarlas y termino padeciéndolas, pero pruno me acaricia con un sabor no tan intenso que se puede disfrutar tranquilamente, sin que esto signifique a paladares menos delicados no encuentren sabor o sea despreciable.

Es un vino color rojo picota intenso, con aroma a frutas. Al degustarlo se perciben ligeras notas frutas maduras y regaliz, tiene toques de torrefactos y toffee. Está elaborado con uvas procedentes de Valladolid, en donde tienen la Finca Villacreces, ha tenido una crianza de 12 meses en barricas nuevas de roble francés. 

Pruno será distribuido en México a través de La Compañía del Vino, apenas 900 cajas para garantizar la distribución combatiendo la especulación y consiguiente aumento de precio. 

0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.