lunes


Ayurveda es una tradición con más 5 mil años de historia en la India, está basada en el uso terapéutico de la herbolaria y aceites naturales para lograr un equilibrio entre mente, cuerpo y espíritu. Se describen tres energía fundamentales o "doshas", los cuales gobiernan nuestro entorno externo e interno:movimiento, transformación y estructura. Conocido como Vata (Aire), Pitta (Fuego) y Kapha (Tierra), estas fuerzas son responsables de las características de nuestro cuerpo, mente y emociones.

La proporción única de estas fuerzas dan forma a nuestra naturaleza. Si Vata es predominante tendemos a ser más delgados, ligeros, entusiastas, energéticos y adaptables. La predominancia de Pitta nos hace más inteligentes, orientados por objetivos y con apetito por la vida. Si Kapha es el predominante, seremos más protectores, relajados y metódicos. Bajo esa creencia, un desequilibrio en nuestros doshas repercute en nuestra piel, emociones, estructura corporal, salud y bienestar en general.

Siguiendo los principios ayurvédicos para mantener el equilibrio de la piel fue creada la línea cosmética Shankara. Son productos naturales, orgánicos, con pH balanceado, libres de químicos, parabenos y alcohol; además es totalmente vegano, no fueron probados en animales y biodegradables.

Después de toda esa explicación, les cuento que tuve la oportunidad de probar durante un mes algunos productos básicos de la marca. El set que probé, y que ustedes pueden también adquirir, contenía limpiador facial, serum, hidratante, exfoliante y mascarilla.

En general mi producto favorito es el limpiador facial HYDRATING CLEANSER. Viene en un frasco de vidrio con dispensador, dura bastante más del mes, limpia suavemente y es amable con la piel sensible. No sólo se lleva suciedad del día a día sino el maquillaje, aunque la verdad es que sólo lo usé de esa manera cuando tenía muy poco maquillaje, pero es tan suave que no creo que se lo lleve todo si es complicado.

El BRIGHTENING SERUM es muy ligero, se absorbe rápido en la piel dejando un aspecto suave, firme e iluminado. Además refresca la piel una vez lo absorbe la piel.

El producto que menos me gustó fue el FINE LINE MOISTURIZER, no sentí mucha diferencia al final del mes (aunque realmente no creo que sea suficiente tiempo para ver los efectos), pero además se rompió el dispensador en las primeras aplicaciones y al ser de una consistencia muy espesa pasé mucho trabajo para acabarme los asientos del producto. Eso sí, tiene un aroma muy intenso, no es perfume, sino el que desprenden sus ingredientes naturales. Huele como farmacia naturista, lo cual puede ser molesto si no soportas los olores.

De su mascarilla, DEEP CLEANSE TRENT, prefiero contarles más adelante en un post específico, pero mientras les digo que me han gustado mucho los resultados. Su exfoliante me gustó mucho, tiene una textura arenosa y sus partículas son diminutas, por lo que no afecta a la piel sensible, y deja la piel totalmente libre de suciedad.

Si la calidad de los productos no es motivo suficiente para elegir la marca, su responsabilidad social es un empujón más. Shankara nace como una estrategia para generar recursos y mantener los proyectos de desarrollo sostenible y valores humanos que manejan la Asociación Internacional por los Valores Humanos y la Fundación Internacional El Arte de Vivir. Sus programas están reconocidos por la OMS para la recuperación de la salud psico-física.

Sus programas están en marcha en diferentes países, en México brindan educación, micro finanzas y empoderamiento para mujeres y jóvenes de zonas pobres, además de rehabilitación de personas privadas de su libertad. Esto último significa que en diversos penales, como Islas Marías, brindan talleres de meditación a los internos para que cambien sus actitudes violentas, lo cual impacta positivamente en su futuro.

La forma más efectiva de adquirir sus productos es a través de su página de internet o Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.