lunes


Tengo por costumbre revisar blogs de belleza españoles, principalmente porque me intrigan todas esas marcas que están disponibles en su país pero no en el nuestro, una especie de masoquismo de compradora. Fue de esta manera que conocí la marca ESDOR, tras los buenos comentarios que leí de múltiples fuentes estaba ansiosa por conocerla. Como las compras online no terminan de ser lo mío, en cuanto supe que la marca ya estaba disponible en nuestro país quise conocerla. 

ESDOR pertenece al Grupo Matarromera, una importante empresa vitivinícola española, cuyos vinos también podemos encontrar en México. A la hora de elaborar el vino se desperdiciaba  mucha piel de la uva, por lo que decidieron investigar sus nutrientes. De esta investigación resultó que su Uva Tinta Tempranillo posee una alta cantidad de antioxidante de los polifenoles (30 veces superior a las vitaminas C y E).

La marca tiene una línea 'básica' de productos, muy concreta y enfocada en edades, de tal manera que es muy fácil dar con el producto indicado para tu piel. Si bien las gamas difieren un poco de sus componentes, el principio activo general es el eminol, esta molécula ayuda a neutralizar los radicales libres que tanto dañan nuestra piel.


El primer producto que me puse a probar es su Leche Limpiadora, perteneciente a su línea VID ESSENTIAL. Les confieso que todos los comentarios previos de la marca me hacían tener altas expectativas, las cuales fueron alcanzada y hasta superadas.

La Leche Limpiadora es ideal para una limpieza profunda, por lo que elimina todo tipo de maquillaje, suciedad, impurezas y restos de células muertas; además no deja ni residuos grasosos ni reseca la piel. Me consta que elimina el maquillaje, pero yo siempre recomiendo no confiarte y completar con un poco de agua micelar, sobre todo si tu maquillaje fue bastante intenso.

La sensación que deja al retirarla es de una limpieza total, de hecho entre más días pasan que la vas usando más se acentúa esa sensación. A veces mi piel atraviesa etapas de sensibilidad y no todas las limpiadoras me funcionan, pero este ha sido una total gentileza para la piel de mi rostro.

También me fascinó por un par de razones prácticas que tienen que ver con su aplicación. Basta con usar una pequeña dosis para distribuirla en rostro y cuello con suaves movimientos circulares; posteriormente lo retiramos con una almohadilla de algodón y ¡voilá!

Como se darán cuenta, nunca mencioné el uso del agua. Si bien podemos tener el rostro previamente humedecido para facilitar la distribución, esto no es obligatorio, y con la simple almohadilla retiramos el producto en su totalidad. 

Coincidió que cuando estaba probando la leche limpiadora, en donde vivo no había agua, y así estuvimos por dos semanas. Obviamente esto me obligaba a cuidar mucho mis reservas de este vital líquido y fue de mucha ayuda que no tuviera que desperdiciarla para limpiarme el rostro. Esto lo valoré aún más porque mi limpiador anterior requería de mucha agua para poder quitármelo totalmente. Piensen en este detalle tan importante si sufren con el suministro de agua.

Por si fuera poco he estado enferma de la gripa, con la correspondiente irritación de la nariz por el molesto catarro se mostraba en mi horizonte; pero gracias a que contiene extracto de flor de salvia (caléndula) evité totalmente la irritación y por primera vez no sufría vez no sufrí de eso tan molesto cuando estás enferma.


Está libre de parabenos, aceites minerales ni colorantes artificiales, además no testean en animales. Lo que sí tiene es perfume porque el eminol tiene un aroma tan desagradable, que nadie querría tenerlo en su producto. Sin embargo es un aroma muy suave, que a mí me recuerda a un Frutsi de uva, o sea nada molesto.

Esta es sólo una pequeña muestra de todos los productos que maneja ESDOR, pero próximamente les hablaré sobre todos los restantes. 

1 comentario :

Con la tecnología de Blogger.