jueves


Una de las cosas que me gusta la marca Lacoste es que siempre tiene un grado de atemporalidad, sus prendas de líneas clásicas y deportivas difícilmente pasarán de moda y puedes sacarle más provecho a las prendas, que si se quedan obsoletas al cabo de una temporada. Algo a valorar positivamente cuando lo que quieres es darte un gusto al que le saques provecho.



Para Otoño Invierno Felipe Oliveira Baptista se inspiró en un viaje realizado a la región vasca de Francia para visitar Chantaco, su campo de golf fue construido en la década de 1920 por el padre
de Simone Thion de la Chaume, esposa de René Lacoste y campeona de golf. En este lugar la naturaleza y la arquitectura se fusionan con los deportes y el ocio, de esa unión surgió esta colección.

Esos son los elementos que inspiran este armario urbano en el que nos topamos con tejidos de punto y compuestos por rombos y líneas reinventadas, en sutiles tonos de verde y burdeos. Los suéteres y camisas inspiradas en las camisetas marineras, las faldas largas o cortas acompañadas con suaves jerseys de lana pura. 


Abrigos hasta los tobillos -que a veces cuentan con un rompe vientos extraíble-, cuellos acanalados, cremalleras impermeables, polos que se convierten en camisetas, camisas que se convierten en chaquetas, y el tono sobre tono, son algunos elementos representativos de esta colección. 


0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.