miércoles


Tres años antes disfrutaba de una gran cantidad de cabello, tanto que a veces era más problema el peinarme o el que secara rápido después de un baño, la alopecia era un fantasma muy lejano que pensé que jamás conocería, porque la cantidad de cabellos que perdía entraba en la categoría de normal...y siempre parecían salir dos cabellos por cada caído. Pero el estrés todo lo cambia.


Como todos sabemos, el cabello tiene un ciclo de vida, al cabo del cual se cae cae desde la raíz de manera natural, A eso sumamos cierta cantidad de cabello que puede caerse por quiebre, pero es mucho más fácil luchar contra ese tipo de caída, sobre todo porque la absoluta mayoría de productos para combatir el problema, son para la debido al quiebre.

Cuando el estrés, la mala alimentación o problemas como la alopecia hacen su aparición, se requieren productos especiales. Este es mi caso, porque los mechones que dejaba después del baño, en el cepillo e incluso en las almohadas dejó de ser una cantidad normal para volver algo preocupante. De pronto me encontraba con pequeñas partes sin cabello, pequeñas, pero antes no estaba. Ahí entró en acción Viviscal.

Quiero dejar una cosa muy clara. Viviscal es un tratamiento de tipo PREVENTIVO, que funciona para fortalecer el cabello de quienes así lo desean, con lo cual se reduce la caída desde la raíz. Con esto me refiero a que funcionan con casos primarios como el mío, cuando el estrés te empieza a jugar malas pasadas, pero no a personas que tienen una alopecia muy avanzada.


Viviscal es un tratamiento por medio de pastillas, que debes adquirir en el desayuno y en la merienda. Fortalece y da vida al cabello, más allá de ayudar con la caída, por lo que puedes 'recuperar' tu cabello si está muy maltratado; también ayuda a acelerar el crecimiento de las pestañas. Y no, no afecta al crecimiento del vello corporal, porque ahí entra en juego otra hormona.

El tratamiento 'básico' es de tres meses, es a partir de ahí cuando mayormente se ven los resultados, aunque hay quienes lo hacen antes de la fecha. Ahora que estoy a la mitad del tratamiento, llevo mes y medio tomándolo, consideré el momento de hablarle más extensamente de mi experiencia, más allá de fotos o comentarios de Twitter que he compartido al respecto. Aunque cuando termine los tres meses lo haré de manera más extensa.

En este mes y medio he notado que me crecía más rápido, algo que antes no era problema para mí pero que también cambió. Además fue muy notoria la disminución de la caída, algo muy fácil de notar cuando ya no hay mechones en mi almohada ni en la regadera (y créanme, el estrés NO ha disminuido). 

También he notado que mi cabello luce menos seco y maltratado, aunque llevaba tiempo cuidándomelo con mascarillas y similares, no lo había notado tan bien como ahora. En definitiva ha sido un cambio para mejor desde que empecé a tomarme religiosamente las pastillas.

No es un tratamiento médico, por lo que pueden empezar a tomarlo si así lo desean, la única contraindicación es si son alérgicas al pescado, pues su principio activo es el complejo marino Aminomar C.

Viviscal llegó recientemente a nuestro país pero sólo podía adquirirse a través de su página web, pero afortunadamente ya tiene puntos de venta. Si soy socios de SAMS CLUB podrán adquirir la presentación con tabletas para dos meses por un costo de $1,300. Si esta no es una opción para ti, a partir del mes de octubre estarán a la venta en Farmacias SAN PABLO.

Cuando termine el tercer mes prometo hablarles extensamente del producto y sus efectos en mi cabello, pero mientras voy calentando motores

0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.