lunes


Desde niña siento una gran fascinación por Japón, una difícil de describir pero que me ha acompañado más de veinte años. Cada cierto tiempo surge una colección de moda que se inspira en el país asiático, y esa colección me llega con mayor facilidad, aunque eso no signifique que termine gustándome, sólo que ejerce un efecto inmediato. Para otoño invierno hay dos marcas que se inspiraron en dicho país, pero en diferentes elementos y con resultados diametralmente opuestos.

Marc by Marc Jacobs


Esta temporada llegaba con un gran cambio a cuestas. No sólo Marc Jacobs había anunciado su salida de Louis Vuitton, sino que estrenaban un nuevo equipo creativo al frente de la marca joven de Marc Jacobs (y la genera la mayor cantidad de ingresos). Luella Bartley ejerce como diseñadora principal, Katie Hillier de directora creativa, Venetia Scott la estilista y Judy Blame nueva diseñadora de accesorios.

En esta colección vemos una extraña mezcla de elementos, pero que conjugan muy bien. Es una motociclista post-apocalíptica (¿onda Akira de Katsuhiro Otomo, quizá?), que parece arrojada de un manga. Y me gustó.

Esta chica joven y poderosa viste pantalones de pliegues, unos zapatos mezcla botas de boxeador y sneakers, unas chamarras decoradas por ilustraciones de Fergus Purcell y unas mochilas un tanto 'básicas' pero que deseo.


Otro detalle que vemos en las prendas es el estampado MBMJ, que será el próximo nombre la marca. Es una medida porque Marc propiamente ya está a cargo, y tienen los planes de fortalecer la marca y darle una identidad independiente. Algo así como Prada y Miu Miu.

Kate Spade


Deborah Lloyd se inspiró igualmente en la región asiática, pero de una manera más suave y elegante; de hecho partió del romanticismo de los viajes del Express Transcontinental, además de las luces de una ciudad tan cosmopolita como Tokyo, para traer sus colores vibrantes.

Las bolsas de la marca son muy famosas por sus divertidos diseños, algo que no podía fallar en esta temporada. Vemos desde bolsas versátiles para el uso diario, de líneas clásicas y adaptaples para diversas ocasiones, hasta bolsas de Lucky cats, take out boxes y jaulas de pájaros.


Nos ofrece prendas en fuertes colores y divertidos prints. Abrigos, pantalones, faldas y sweaters en siluetas oversize, son perfectos para el layering, ideales en cualquier guardarropa para la transición de temporadas. Está influenciada por los elementos art deco, la colección Shanghai ofrece prendas femeninas llenas de detalles. Colores neutros con toques de rosa palo, rojo y deco dots, una versión divertida de los polka dots, adornan abrigos, faldas y vestidos.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.