lunes


La ceremonia del Oscar ha tenido muchos cambios a lo largo de su historia. Al principio se entregaban en una cena sencilla y se sabía de antemanos quienes habían ganado, por lo cual no muchos asistían a ver cómo sus compañeros recogían el premio. Posteriormente llegaban las nominaciones y ternas que decidía un comité, pero tras la polémica por la no nominación de Bette Davis por Of Human Bondage, se dio el derecho a voto a todos los miembros de la Academia.



En aquellas entregas todos los asistentes iban impecablemente vestidos, eran tiempos en que los estudios obligab a sus actores a comportarse correctamente y siempre vestir como las estrellas que eran (impensable que salieran en pijama a la calle para tirar la basura). 

El tiempo pasó, la importancia de la entrega creció, pero las actrices seguían adquiriendo sus vestidos, y con la flexibilización de las posturas de los estudios, por lo que podíamos ver aciertos y errores durante la Alfombra roja. Por ejemplo el vestido que Marlee Matlin usó en 1987, que como tal no estaba tan mal pero los complementos creaban un look horrible, fue una mezcla de su escaso presupuesto para adquirir un vestido y de que eran los 80's, claro.


Después llegó Joan Rivers y su pregunta "Who are you wearing?". que representó el inicio del cambio, porque los diseñadores vieron ahí una oportunidad y empezaron a prestar sus vestidos a las celebridad, aprovechando el escaparate gratuito que la gala representaba.

Sin embargo con eso también llegaron las críticas y las burlas de los comentaristas. Con la llegada de las redes sociales estas crecieron exponencialmente y las celebridades empezaron a recurrir con más frecuencia a los estilistas para que les ayudaran a elegir correctamente el outfit que portarían en una noche tan especial. Fue el inicio del fin para la emoción que me brindaba esa pasarela.


Antes disfrutaba sentarme un domingo a ver la Alfombra Roja, soñar con los vestidos y las joyas, viborear un rato y luego ver los premios. Curiosamente en esos tiempos pensaba que sólo era yo la interesada, pensando que los demás lo consideraban una frivolidad y sólo veían los premios. Ahora me doy cuenta de lo ingenua que era jajaja.


El caso es que los últimos 3 años vienen desfilando creaciones bonitas, arreglos correctos, abundancia de tonos nude...y todo es tan aburrido. Si acaso el año pasado Anne Hathaway generó impacto, aunque negativo, por su vestido Prada elección de último momento. El vestido provocó una cuenta de twitter para los pezones de Anne, y tal cantidad de burlas, que la actriz llegó a lanzar un comunicado para justificar su elección. Curiosamente el Valentino que eligió originalmente, y que tan parecido era al Alexander McQueen de Amanda Seyfried, era soso. Ya está, ya lo dije. Hermoso, pero absolutamente safe y nada tan espectacular.


Este año es fue más de lo mismo. Mucho nude, mucho blanco, los hombres con saco blanco cual mesero (pero al menos salieron del clásico smoking).Las más esperadas cumplieron, pero decepcionaron.


Ahí está Cate Blanchett que volvió a lucir Armani Privé como en los Globos de Oro, una apuesta obvia porque es imagen de la marca, pero era más hermoso el usado anteriormente. O al menos ese tono azul medianoche resaltaba mejor contra su piel que el usado anoche (por muy bonito que fuera).


Lupita Nyong'o también decepcionó. No digo que fuera mal, iba correcta y lucía bien, pero si comparamos sus alfombras rojas previas, cayó en zona segura. Incluso el estilo del vestido y la diadema me recordó al look de Natalie Portman en los Oscar 2005.


Amy Adams es un caso de estudio. Se arregló ella y no recurrió a los mentados estilistas (una plaga que casi siempre uniforman a sus clientas), resultando nuevamente correcta. Aburrida con todas sus letras.



Y Jennifer Lawrence estaba claro que iría de Dior, aunque ninguno de los vestido de Haute Couture terminaban de convencernos. Finalmente optó por un Dior rojo con peplum. Un modelo muy similar al Louis Vuitton que llevó Michelle Williams hace un par de años.

Sólo puedo pensar "Oscar, tú antes eras chévere"


0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.