domingo


Tener una tienda para ver tus propias creaciones no es nada barato, porque se deben cubrir una gran cantidad de costos. Por tal razón los diseñadores que van empezando optan por vender sus productos en tiendas ya establecidas, para que sean ellos quienes desplacen sus productos. Claro que ahí se enfrentan al grave problema de la consignación, que provoca que su mercancía se desplace muy lentamente.

Por tal razón muchos de ellos venden sus prendas también por su lado, ya sea valiéndose de internet (ayuda a no tener los gastos de una tienda física) o acudiendo a bazares y eventos similares. Las Pop-Up Stores son un fenomeno que ha ido ganando popularidad y presencia, estas no son otra cosa que pequeñas tiendas efímeras. La semana pasada ocurrieron dos de ellas, que pudieron ser aprovechadas por algunos diseñadores mexicanos de ropa y accesorios, asistí a ellas y de eso les hablo ahora

Jannette Klein:

La prestigiada universidad de moda organizó por segunda ocasión su Pop-Store en sus instalaciones. Fueron más de 50 marcas quienes presentaron al publico sus creaciones, esperando encontrar compradores, y formar clientela, claro está. Porque está bien vender un fin de semana, pero es mejor formarte clientela que siempre esté buscando novedades.






Con mi escasez de tiempo usual, sólo pude ir el último por lo cual algunos ya habían terminado y no estaban todas las marcas, lo cual en realidad es muy bueno. Encontrar tallas es una odisea, ya sea porque se les terminaron o porque su capacidad de producción no les permite tener un gran surtido de tallas.



Con todo y que no era un lugar muy grande, lograron acomodarse de tal manera que podías recorrer, ver las prendas e incluso probártelas.

En cuanto a lo que vi, realmente pocas cosas me enamoraron. Una chamarra Devra (que me compré), unos abrigos de Punto, y zapatos de Amor Anto...que ya no tenían de mi número en ninguno de los modelos que me gustaron.



Escuché versiones dispares sobre si hubo mucha gente o no, de modo que sólo quienes participaron pueden juzgar si fue fructífera para ellos. Espero en verdad que sí y que los diseñadores participantes salieran beneficiados de su participación.

Nómada

Como parte de las actividades del Corredor Cultural Roma-Condesa, Another Company impulsó la segunda edición de esta plataforma. Un concepto más amplio que el anterior, porque no sólo se limitaba a la moda, sino que había presencia gastronómica y decoración.

L’Imperatrice

Entre los diseñadores que participaron estaban Carla Fernandez, Dieppa Restrepo, Sangre de mi Sangre, Macadero, Mancandy, Yakampot, Chloe Mohen, Lorena Saravia, Varon, Sandra Weil, Alexia Ulibarri, Cynthia Buttenklepper, Bang Buro, Ale Quesada, Fábrica Doméstica, VVVOVVV, Los Vladimirovich, Nudo, Felina, L’Imperatrice, Troquer y Boyfriend Shirt. 




La oferta culinaria la componían L’Encanto de Lola, La Yumita, Don Rosendo, café de Espresso 3, Mezcal Amores y helados Amor Casero. ¿Saben cuál fue mi sufrimiento? Que aunque me estaba muriendo de hambre, como fui tarde, ya sólo estaban los mezcales.


Obviamente los precios eran más elevados que en JK, pero había para todos gustos. Aunque ya saben que soy muy fan de Yakampot, así que fue mi parada obligatoria y sólo mi limitado presupuesto me alejo de una preciosa blusa de lino que exhibía.


Reebook también mostraba un par de tenis que la marca ha realizado con grafiteros de distintos países. Si bien exhibían el creado para México, mi favorito fue el realizado para Japón, porque lograba capturar el espíritu de luces con un estilo anime. 

Como se darán cuenta, por oferta no paramos. El chiste es dar con lo que estamos buscando y pagar por ello. Consumamos diseño mexicano, sí. Buen diseño mexicano

0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.