miércoles


En el saturado mercado de los perfumes lograr que un lanzamiento destaque parece una tarea férrea. Puede acompañarse de una campaña agresiva, de que una famosa ponga su rostro o diga haberlo diseñado, un empaque elaborado...pero si el aroma no es bueno difícilmente logrará convertirse en un éxito, ya no digamos en un clásico.



Hace un año llego a Mèxico, La Petite Robe Noire Eau de Parfum, con sus notas de cereza negra, frutos rojos, almendra, rosa búlgara y ragaliz envueltos en el sello de la casa perfumera Guerlai. Como dije en aquel momento, su empaque me volvía loca, sin embargo su aroma era demasiado fuerte para mí, muy dulce, así que lo descarte a pesar del empaque.

Más allá de mis gustos y predilecciones, el perfume fue exitoso a nivel de ventas y premios que se entregan al sector de los perfumes. Un garbanzo de a libra para Thierry Wasser, perfumista de la casa



Pero este año se presentó Eau de Toilette La Petite Robe Noire una versión fresca y afrutada a base de cereza, jugosa manzana, grosella negra, con notas verdes y brillantes. Que culminan en almizcle y ámbar blanco. 

Cuando fui a la presentación y lo pude oler supe que esa era mi versión, más suave pero conservaba la chispa de la antecesora, y que refleja el espíritu de su campaña. 

Dos estilos, para diferentes tipos de mujer, que se expresan de manera similar. ¿Seguirá ampliándose la familia? A saber, pero mientras podemos disfrutar de ese aroma que va con nosotras. 


0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.