sábado


Japón es un país que consume y vive la moda como pocos. A lo largo del tiempo algunos de sus diseñadores lograron salir del mercado local para dal el salto a los grandes circuitos. Uno de ellos es Issey Miyake, quien legó una tendencia ya clásica, pero que continúa siendo innovadora y de tendencia. Me refiero a Pleats Please.


Sus plisados nacieron a partir de su encuentro con William Forsythe y el ballet de Francfort, cuando Miyake fue invitado a colaborar con ellos en el diseño del vestuario para Loss of Small Detail. Buscando dotar a los bailarines de prendas que permitieran el movimiento sin obstáculos pero también ayudar a lucir los movimientos en los bailes, es que nacen sus plisados en 1993.


Para lograr esos plisados la tela se selecciona dos o tres veces más grande que su tamaño final, luego se lleva a una prensa especial que se encarga de hacer el plisado y dejarlo en su tamaño correcto.

Si algo le gusta a Miyake, es rodearse de otras mentes que le ayuden a vislumbrar mejores cosas, no le gusta quedarse estancado. Es así como a lo largo del tiempo recurrió a artistas para colaborar, de 1996 a 1198 sus prendas se estamparon con obras de Yasumasa Morimura, Nobuyoshi, Tim Hawkinson y Cai Guo-Qiang.


Otra de las grandes creaciones de Miyake es el afamado bolso Bao Bao, el cual está formado por bolsas geométricas y gracias a esa estructura es que se puede arrugar, apretar, doblar y al final siempre recupera su forma. De hecho puede desmontarse transportarla más facilmente.


Otro sector donde este diseñador japonés ha incursionado es el de la perfumería, es ahora que llega a México uno de sus aromas que es una evolución de sus obras en una misma, se trata del perfume Pleats Please.
Diseñado por Aurélien Guichard, es un bouquet luminoso cuya primera fuente de inspiración es la luz y la idea de la verticalidad de los plisados. En sus notas de salida destaca el nashi, un fruto híbrido entre pera y manzana que es dulce  pero chispeante; las notas centrales mezclan peonía y guisante de olor. Finalmente las notas de fondo tienen cedro, patchuli y vainilla blanca. Mi diagnóstico es que es sin duda floral, pero en ningún momento empalagoso sino que más bien enérgico.


Siento un amor por los envases de los perfumes y sin duda eso siento por el de Pleats Please. Se trata de un poliedro que permite un juego de luces en sus caras, siendo también un homenaje a su bolso Bao Bao, coronado por una flor blanca plisada.

Una muestra de lo importantes que son los plisados para Miyake, es que en 2012 se cumplían 20 años de salida de esa colección y para celebrarlo sacó la campaña “Happy Anniversary”, diseñada por por Taku Satch. Esa campaña acaba de ser galardonada en los Premios Anuales New York ADC (The Art Directors Club) en la categoría de Promocionales.


Para que vean lo encantada que quedé con Issey Miyake, nada como invitarlos al board de Pinterest que me puse a hacer. Me encantó, pero tuve que parar de pinear.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.