martes



No todos los días se tiene la oportunidad de conocer a Oscar de la Renta, uno de los diseñadores latinoamericanos mejor posicionados en el circuito internacional de la moda.

Con motivo de la GALA MODA NEXTEL MÉXICO CITY 2013, el diseñador dominicano estuvo presente en nuestro país para presentarse en el evento, pero previamente tuve la oportunidad de acudir a la conferencia de prensa ofrecida por el diseñador, en la cual de manera breve puntualizó en temas bastante interesantes.



En la conferencia de presnsa testuvieron presentes Peter Foyo, Presidente y Director General de Nextel México, Lisette Trepaud y Óscar de la Renta. De las primeras cosas que dijo el diseñador fue que la noche anterior había dejado su voz en el Tenampa, refiriéndose al recibimiento que se le organizó en Garibaldi.

Una vez iniciada la sesión de preguntas y respuesta, llegó el tema que todos sabíamos que no iba a faltar: Galliano. Son muchos lo rumores que circulan sobre el futuro profesional de Galliano, sobre todo desde que se anunció la "pasantía" en el taller de Oscar de la Renta, así quera más que obvia la ansiedad por tener información.


Al respecto, habló sobre la lucha de que ha mantenido Galliano por dos años contra sus adicciones, de tal manera que Anna Wintour le había pedido que le diera una oportunidad a John para que se reenganchara al mundo de la moda. Aunque Galliano llegó a los talleres cuando la colección estaba diseñada en un 75%, se divirtieron con la colaboración e incluso se retaban entre ellos para ver a quién le quedaba mejor.

Teninendo en cuenta los años que lleva en el mundo de la moda, ha visto innumerables cambios en ella a lo largo del tiempo. Al preguntarle al respecto recordó cómo anteriormente las mujeres debían preguntarles a sus maridos cuál prenda comprar, ahora es la mujer independiente quien elige sus prendas en base exclusivamente a sus gustos.

Si bien el tema de vestir a una Primer Dama salió a relucir, para Oscar de la Renta lo verdaderamente importante es vestir a las mujeres reales, que a final de cuentas son aquellas que en verdad compran. Porque ilustró su respuesta con una anécdota.

Resulta que una vez, una actriz china cuyo nombre se guardó, acudió a su tienda acompañada de su estilista. Tras probarse varios modelos y elegir el que más las convencía, su estilista lo llevó aparte y le preguntó cuánto le pagaría a la actriz por lucir el modelo. Después de la sorpresa inicial, su respuesta fue que ella llevaba apenas una película, mientras que él llevaba 50 años en la moda; le correspondía a ella pagarle a él.

Por eso él considera que lo importante no es vestir a estrellas de cine, que la mayoría de las veces viven de pedir los vestidos, sino a aquella mujer normal que se convierte en su clienta. De hecho su verdadera inspiración son aquellas mujeres con estilo y elegancia que pasan por la calle.



Tras las respuesta, Oscar de la Renta presentó a un cantante a quién él personalmente invitó a que lo acompañara para el show de la noche, el tenor Vittorio Grigolo. Se trata del cantante de ópera más joven en inaugurar la temporada en la Scala de Milán. Tras cantar una breve línea de "Historia de un amor", dijo sentirse agradecido con Oscar por traerlo a México, que tanto le recordaba a su país en sus colores, su bandera y su comida. Además habló e su pasión por la música, sobre qué lo inspiró a cantar ópera y por qué cree que los mariachis tienen una técnica parecida a la operística.

Y así, tras augurar una noche espectacular, la conferencia de prensa terminó. Una inigualable experiencia para conocer a un hombre que, antes de fundar su propia firma, trabajó en Balmain y Lanvin, y que siempre se ha declarado un enamorado de las mujeres.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.