domingo

Cuando somos jóvenes, los cuidados y la rutina de belleza son cosas que importan a muy pocas. Sin embargo el tiempo pasa y cuando llegas a los 25 empiezas a ver que hay cosas que debse empezar a hacer, si es que tu intención es tener una buena piel para la edad avanzada.


A partir de los 30 años el estrés, la contiminación, el agitado ritmo de vida y el sol, empiezan a hacer mella en nuestra piel. Es esa esa edad cuando se empieza a perder la homeostasis y aparecen las primeras señal del paso del tiempo.

Si se están preguntando "¿Qué rayos es la homeostasis?" Les digo que se trata de la capacidad de estabilización y autorregulación de un órgano. En el caso de la piel, la homeostasis regenera y autorrepara la piel en todos sus niveles, desde las células hasta los tejidos. Como todo proceso natural del cuerpo, cuando da inicio es muy difícil dar marcha atrás.


Sin embargo L'ebel, con su línea especial LEDERM, promete reestablecer dicho equilibrio con 7 días de tratamiento. La línea se conforma de crema para el día, para la noche y para contorno de ojos, en presentaciones para pieles 35+, 45+ y 55+.

Y es que según la edad son los problemas a los que se enfrenta la piel, y las necesidades que debe cubrir el producto al que se recurra.

La línea 35+: activa las proteínas antiestrés de la piel, devolviéndole sus defensas naturales. Cuenta con las vitaminas B3 y E.

La línea 45+: activa las proteínas que dan soporte a la piel, reforzando su estructura y restituyendo su elasticidad. La fórmula está fortificada con omega 3, 6 y 9.

La línea 55+: disminuye la sustancia tóxica que acelera el envejecimiento para que las células vuelvan a funcionar correctamente. Contiene ácido fólico necesario en esta etapa.

Ahora que ya les expliqué de qué trata LEDERM, les voy a hablar de mi experiencia con los productos.


Para empezar les cuento que no tengo 35 años, apenas llego a los 27, pero tras preguntarle me confirmaron que la línea 35+ puede ser usada por quienes ya mostramos los primeros signos. En mi caso es el maldito sol que odia mi piel blanca, la que desde los 25 me sacó un par de líneas de expresión en el contorno de ojos. De modo que si son como yo y desde antes de los 30 empiezan a batallar contra las odiosas líneas de expresión, pueden utilizar la gama que les digo.

Como he comentado en un par de ocasiones, tengo la piel sensible y trato de ser cuidadosa en si tengo alguna reacción adversa con los productos que ocupo por primera vez, pero en el caso de LEDERM jamás se me presentó problema alguno.

Ahora viene lo importante. ¿Funcionó?

Siempre digo que es muy complicado generalizar efectos, porque cada piel es diferente y las necesidades son únicas, de modo que sólo puedo serles totalmente honesta en los resultados que ejercen en mí. En lo personal sentí un mayor efecto con la Crema Contorno de Ojos, puesto que sí noté una mayor hidratación de la zona; además que tras una brutal noche sin dormir, desapareció de manera pronta las ojeras.

Para el restro del rostro sin duda lo que noté una mayor hidratación, pero la línea que tengo en la frente sigue ahí. Qué le va a hacer una, cuando el elevar las cejas es algo imposible de eliminar de su repertorio de gestos.

Una de las innovaciones que presenta LEDERM es su envase. El cual ofrece triple protección en su válvula para que el oxígeno no entre en contacto con el producto, evitando la contaminación del mismo. Además el “Envase al vacío” evita el desperdicio del producto.

Como todo producto de la compañía L'ebel, podrá ser adquirido con sus consultoras de belleza, a partir de 27 de marzo.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.