viernes

En épocas de crisis, el labial rojo es de los pocos productos que aumentan sus ventas. Los expertos dicen que se debe a una especie de "gratificación", ante la imposibilidad económica de comprarse un vestido compran un llamativo labial rojo. Fue eso lo que cimentó la marca de Helena Rubinstein durante la Gran Depresión de 1929.

De hecho existe el llamado "índice del lápiz labial", como lo llamó Leonard Lauder, ex presidente de Estée Lauder, al ver cuánto aumentaban sus ventas tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

La verdad es que no está muy alejado de la realidad. Basta ver que el mundo está en medio de una crisis económica, pero el color rojo para los labios está irremediablemente en tendencia. Sin embargo no sólo es época de vacas gordas para los labiales, también para los esmaltes de uñas.


Hasta hace unos años lo más común es que el arreglo de uñas se limitara al clásico manicure francés, después la gente, al menos en México, se fue a los extremos y se puso de moda el "manicure Niurka", es decir uñas muy largas, de acrílico y decoradas con multitud de cristalitos. Después llegó la tendencia de uñas cortas y tono uniforme o combinado entre todos los dedos.


Las nuevas tendencias pueden considerarse dos: uñas mate y el nail art. Aunque los tonos mate para las uñas no me gustan nada, marcas como Bourjois con su matificante permite crear estilos nada simplones.



El uso de diseños divertidos en las uñas lleva un par de años, pero de pronto parece ser su boom definitivo. Si mal no recuerdan, en la entrega de los Golden Globe colocaron una cámara especial para captar el estado de las uñas de los asistentes a la gala, una muestra de lo importante que es tener unas impecables. Más que nunca, las uñas parecen haberse convertido en un accesorio más.

Aunque algunos diseños para uñas me encantan, tengo claro que lo mejor es que sea alguien más quien te lo aplique, de lo contrario el diseño hermoso que imaginaste, podría terminar con la calidad de tarea de artes en el kinder.







0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.