miércoles

Hasta hace algunos años las memorias USB eran tremendamente simples. Su diseño era sencillo, la capacidad escasa y el costo elevado, la primero que me compré me costó $400  y sólo tenía 1GB. 



Ahora el tiempo ha pasado y no sólo hay con capacidad de 32GB, sino que el costo muchas veces ni supera los $100. Pero más importante aún es la variedad de modelos, que ahora no se limitan a los que sacan las marcas de tecnología, sino que marcas del sector de lujo han sacado sus propios diseños.


Una fan de Swarovski puede ser muy feliz con estas, que aunque el brillo está presente, puedes llevarla como coqueto llavero o como colgante. Nadie sabría que ahí llevas la información de tu trabajo.

¿O qué tal las de Marc by Marc Jacobs? Sin duda amé el diseño.
El diseño de las memorias Louis Vuitton  es mucho más sencillo, centrando el objeto de atención en el nombre.

Sin duda las marcas de lujo buscan expandirse a nuevos productos, sabedores de que alguien, ya sea su consumidor habitual o alguien que sólo eso pueda costearse de su marca, las comprará. Una curiosidad costosa pero llamativa

0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.