jueves

Regularmente el diseño de vestuario es lo último que interesa cuando se anuncia una película. Evidentemente hay excepciones, como que sea una película ambientada en una etapa histórica y se vea espectacular, pero también desata expectativa cuando la película está basada en un comic y el propio vestuario tiene un simbolismo.

Los fans de los comics pueden ser los jueces más bravos a la hora de criticar una adaptación cinematográfica, son pocas con las que se sienten satisfechos al final de la proyección. El vestuario puede ser muy importante en estos casos, cuando se trata del traje del superhéroe.

Cuando surgió la primera película de Batman, con dirección de Christopher Nolan, me tocó escuchar que el traje se alejaba de lo tradicional, pero lo que motivaba ese diseño era una practicidad al luchar, además de que iba perfectamente con el entorno oscuro, que reinó durante toda la saga.

Las mismos comentarios de decepción aparecieron con el primer trailer de "El caballero de la noche asciende" en que se mostraba a Catwoman. Nada era tan espectacular como el comic.


Todo esto viene a colación porque la nueva versión de Superman ha desatado un debate similar. La película se llamará "El hombre de acero", y aunque no será dirigida por Nolan, sí está involucrado en la producción y el guión. De hecho su mano se puede sentir hasta en el vestuario.

Admito que Superman JAMÁS me ha gustado. Me parece tonto, inocentón y con un disfraz ridículo, es decir ¿la trusa sobre los pantalones? De hecho eso ha sido motivos de demasiados chistes a lo largo de su historia.


Pues bien, parece que esos chistes se acabarán con la nueva película, porque ese elemento tan distintivo y característico, se ha eliminado del traje de Superman, algo que no ha sentado muy bien a los más fans del personaje.

En serio, he leído verdaderas quejas en los foros de internet, que sienten que parte de la esencia del personaje será despojada al mismo tiempo que esa prenda. 


A mí me gusta el cambio. Es claro que se trata de un completo rediseño, pero siento que irá muy acorde con la visión que presumiblemente tendrá la película. 

Ahora, hay una observación que mis amigas han querido aportar que encierra una gran verdad: sin trusa se puede ver con asombrosa facilidad la entrepierna del actor. Imagen que bien promocionada, podría llevar mucho público femenino a las salas.


En realidad no culpo a los fans, cuando eres fanático de algo y hacen una adaptación, quieres que el resultado sea lo mejor posible. Aunque esta situación demuestra que, entre los interesados, una trusa pueda dar hasta para un debate.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.