miércoles

Toda casa perfumista tiene un aroma que con el tiempo se vuelve icónico y referencia de la misma. Ya sea por haber sido la primera, o por convertirse en la más vendida. Ése el caso de J'adore, que es la fragancia más vendida en Dior.

Desde su salida al mercado ha pasado por varias ediciones, con cambios en su empaque y su composición, pero continúa en ese lugar de preferencia.

Hay una edición especial que es el motivo de este post: J'adore L'absolu


La fragancia, que he tenido oportunidad de disfrutarla, es maravillosa. Es como tener un pequeño bouquet compuesto por la rosa turca Damasquena, jazmín sambac y el nardo de la India. Créanme cuando les digo que huele delicioso, sin embargo la fuerza de sus notas a mi parecer hacen que sea un aroma para ocasiones especiales, o nocturno. Igual y porque soy de aromas más sutiles no siente para todo el día, pero sin duda s un complemento de elegancia para ese momento especial.

Sin embargo existe una edición aún más especial por su diseño. El perfumista creador François Demachy ha trabajado de la mano con el artista del cristal Jean-Michel Othoniel para hacer del frasco su nueva obra.



El frasco fue creado es la isla de Murano, cercana a Venecia, donde viven los artesanos cristaleros, quienes llevaron a cabo el diseño de Othoniel. Este consiste en que el collar de oro que rodea el cuello del frasco, se 'desamarra' y termina rodeando la silueta del mismo. Además la perla de cristal depositada sobre su tocado es una puntuación única mezclada con pan de oro y cristal soplado con la boca.

Obviamente una pieza tan delicada en su elaboración no es común, por tanto sólo existen cien piezas en el mundo. Cada una de ellas tiene un costo de $60,000 y hay lista de espera para su compra.

Como les dije, sólo hay cien piezas de ellas en el mundo...y en México tenemos la oportunidad de conocer una de ellas.


Hasta el próximo 11 de noviembre se encuentra en exhibición en Palacio de Hierro Moliere. En la exhibición se pueden contemplar dos piezas únicas: el frasco y el vestido usado por Charlize Theron en la campaña del perfume.



Tuve la oportunidad de verlo de frente y puedo decir que es impactante el vestido, pues un pieza delicadísima y diáfana, que sólo alguien con un cuerpo como el de Charlize puede lucir adecuadamente (sobra decir que es lo más cerca que estaré de un Dior en mi vida). Además del vestido, está el collar que también es obra de Othoniel.


Como les dije, tuve la oportunidad de ver la exposición en persona, el mismo día de su inauguración, para el evento contaron con Monserrat Oliver como embajadora especial (con un precioso Lady Dior en su mano), además de otras personalidades para cortar el listón.




Concluyo dejándoles el video de la fragancia, que desde que lo vi hace tiempo me encanta, porque aparecen varios iconos de la cinematografía, como dándole una palmadita a Charlize.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.