viernes

Soy la Petite Robe Noire. Si se han cruzado conmigo,
no habrán podido olvidarme


Desde que en la universidad, en clase de fotografía, nos pusieron analizar campañas publicitarias de perfumes, me volví fan de estas. Entre los objetivos de una campaña está apelar a las emociones, y sin duda una campaña de perfumes apela a ellas.

Obviamente nosotros compramos un perfume en especial por su aroma, pero para elegir probarlo entran en juego varias cosas: como que la imagen sea un famoso al que admiramos, un empaque llamativo o una campaña novedosa que graba su nombre en nuestra mente y despierta la curiosidad.

La impecable campaña de La Petite Robe Noire de la casa Guerlain llamó mi atención desde el principio, cuando empezaron a aparecer por zonas de la ciudad ilustraciones gigantes de la muñequita del perfume.


Porque la imagen del perfume, la personalidad que lo representa, no es una actriz cualquiera, sino una ilustración diseñada por los ilustradores KUNTZEL + DEYGAS. Esta se trata de la silueta estilizada de una parisina traviesa, atractiva y refinada. La personificación de la portadora ideal del aroma.

Toda la imagen que rodea el perfume me atrae, me parece totalmente evocadora y permite crear una idea sobre el aroma que nos encontraremos: fuerte. No suave, sino de ese aroma que perdura por su fuerza.


El aroma tiene entre sus notas el haba tonca, vainilla, lirio y pachulí. Pero su nota olfativa más representativa es la Guerlinade. Si desconocen lo que es Guerlinade, les cuento que es la nota olfativa secreta más celosamente guardada por la Maison. Un ingrediente de lujo que envuelve las fragancias en las que participa con madurez y maximiza su armonía. Como sello personal de las fragancias, los expertos detectan si una fragancia Guerlain contiene el Guerlinade.
El frasco también es digno de mencionarse. Su diseño es clásico, de inmediato recuerda a frascos antiguos, debido a que se trata de una réplica, la curva representa los hombros de una mujer y el tapón es un corazón invertido. Pero el detalle encantador del diseño es el color en degradé del negro al rosa empolvado, además de la silueta del vestido negro en sombras chinescas.

El video de la campaña apela a ese aire de coquetería, glamour y fuerza que posee la imagen de La Petite Robe Noire. Por eso les digo que logran crear una imagen que transmite una idea sobre lo que obtendrás al usar el perfume.


Debo confesarles una cosa. No tengo el perfume, apenas y me permití olerlo en cuanto lo vi en Sephora, pero cuando vi su empaque vía internet...lo amé. Ya les he contado que soy una amante de los empaques llamativos, así que sentí un flechazo en cuanto vi la caja que contiene el frasco.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.