viernes

De pronto espero ansiosa las campañas de Lanvin porque siento que, por algún u otro lado me sorprenderán con lago. Algún día puede fallarme y ser para mal, pero lleva un par que me están gustando bastante.


Como aquella en la que Karen Elson y Raquel Zimmermann bailaban a ritmo de Pitbull, con Alber Elbaz incluido en el final.

Ahora con su nueva campaña se han vuelto a anotar un tanto. Lo innovador no es que Steven Meisel esté tras el lente, sino quién está al frente. Se trata de gente anónima que posa con las prendas de Lanvin, en escenarios típicos de campañas, pero rompiendo con quiénes tradicionalmente las presentan.



Se tratan de un camarero, un sombrerero, una blogger,una bailarina y así hasta 11 improvisados modelos que se han vestido con la colección otoño-invierno 2012/13 para empatizar con el cliente de Lanvin. Sin duda una de tratar de empatizar con el cliente final de la marca, que habrás que esperar a ver cómo reaccionaron. Mientras tanto, a mí me encantó el detalle.


1 comentario :

  1. El fondo es tan perfecto en sus colores, que hasta parece un juego de videos.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.