lunes

Siempre he creído que la ropa interior hermosa te hace sentir hermosa, pero qué haces cuando tu ropa interior se vuelve una tortura ya sea por algo tan simple como la talla o hasta el material de la misma. Si bien no siempre la calidad va de la mano con el precio, es de suponer que unas marcas de mayor prestigio tienen en sus manos mejores materiales al servicio de sus clientes.

Con esa idea en mente llegué a la apertura de la nueva boutique Calvin Klein Underwear, ubicada en Plaza Satélite, el pasado jueves.

Aunque me queda hasta la otra punta del mundo, tenía ganas de ir a conocer la tienda…y los productos, puesto que sólo había tenido oportunidad de conocerlos en fotografía.

Al llegar lo primero que me topo son con dos atractivos modelos, al lado de una gran foto de la modelo imagen de la marca: Lara Stone. Debo confesar que es una de mis modelos favoritas porque tiene un ‘algo’ que logra proyectar, y no tiene mucho que ver con que su físico sea diferente al común de las modelos.

Pues bien, el honor de cortar el listón corrió cargo de Lía Ferré y Gretel Valdéz, actrices de Tv Azteca y Televisa respectivamente.



Una vez inaugurado oficialmente el lugar comenzó el photocall, donde quienes quisieran, después de la prensa claro, les pidiera tomarse fotos con ellas.


Mientras todo eso ocurría me di el lujo de recorrer la tienda y ver la mercancía que ofrecen y confirmé aquello de la calidad de los productos. Trabajé mucho tiempo en una fábrica de ropa, así que suelo ser bastante quisquillosa con las telas y materiales, no se diga con las de la ropa interior, y me fascinaron lo suaves que son.


Para quienes odias las varillas en sus prendas, les puedo decir que tienen modelos sin ellas…y son bonitos, nada de copas cónicas y rígidas. Los materiales son suaves y dan muy buen ajuste.

Hay algo que en verdad amé de las prendas: sobrepasan la copa B. quienes tienen mucho busto saben que no siempre la copa B es suficiente para ellas y no todas las marcas, ni siquiera las caras, abarcan la C. Calvin Klein sí lo hace.

Obviamente la línea Underwear sigue la línea de la marca principal, es decir que los modelos son minimalistas, de diseños limpios y sencillos. Prácticos.


Como buena tienda de Calvin Klein, no podía faltar la cornisa para los perfumes y el mueble con accesorios. Les cuento que siempre me he sentido tentada por CK SHOCK, pero jamás lo he olido, simplemente me atrae la sencillez en el diseño de su frasco. 



Si algún día se dan una vuelta por Plaza Satélite bien pueden entrar en la tienda, con un poco de suerte y encuentran alguna prenda que sea para ustedes.



Bonus track:


0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.