viernes

Normalmente no hablaría sobre la moda española, siendo algo que nos suena aún más lejana que la nuestra, pero de hecho la sigo por medio de páginas de aquel país. No convertiré esto en una costumbre, pero hablar de ésta marca me pareció apropiado ahora no sólo porque está estrenando diseñador, sino porque me encantó. Hablo de la marca Del Pozo.

Creada por el diseñador madrileño Jesús del Pozo, la marca ha sobrevivido varios años con un estilo impecable y clásico. Pero él demostró una gran vena empresarial, pues no se conformó con el mercado de vestir a sus clientas, sino que exploró el mercado infantil con la línea Jesús del Pozo Junior, abordó sin miedos el mercado nupcial e incluso incursionó en los perfumes, como el célebre Halloween.


Tras su muerte el año pasado se presentó póstumamente su última colección y ante la zozobra de qué pasaría con su firma, ésta fue adquirida por la empresa Perfumes y Diseño. Entonces empezaron una serie de cambios que iniciaron el cambio de imagen corporativa, pasando a llamarse Del Pozo, y el nombramiento de un nuevo director creativo: Josep Font.

Era tal la incertidumbre generada por lo que se vería en la primera colección presentada por Font, que las imágenes están por todos lados. Y me he sentido enamorada de las mismas.

Es una colección tan cuidada, coqueta, femenina, pero muchísimo más importante: usable. LA ves y se nota, aún a través de las fotos, el trabajo artesanal que sostiene cada prenda como el bordado y manejo del encaje. Entre las prendas están presentes los fruncidos, las jaretas, nidos de abeja, cuentas y transparencias. Todo ello manejado de tal manera que las siluetas gráciles se notan con facilidad, sin pesadez.



Eso sí, abundan las transparencias e incluso las modelos, por momentos, parecen más desnudas que vestidas; pero trasladar eso a la calle no reviste el mayor problema más que el usar un top adecuado.


Las pamelas sin duda fueron un elemento que me fascinaron e hicieron que aumentara mi enamoramiento por las prendas porque formaban un complemente perfecto.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.