miércoles

Ahora sí que me tardé en publicar, pero con mi abuelita en el hospital y ahora en casa, casi no me quedaba tiempo. Pero bueno, estoy de regreso.
En alguna ocasión anterior ya les comenté de mi experiencia con un filtro solar (cof cof Anthelios cof cof) que no es muy buena, pues ahora voy a hablar de una marca diferente que acabo de probar y me tiene francamente satisfecha.

Antes que nada hay que dar dos recomendaciones importantísimas a la hora de elegir el filtro solar adecuado.

1. Consulta al dermatólogo. Lo digo en serio, porque sólo él puede hacer un diagnóstico correcto de tu piel y necesidaddes, y cuál es la marca y el FPS que mejor se adapta a tus requerimientos. En mi caso soy muy blanca y mi piel es fotosensible, así que necesito una protección muy alta, así que nunca podré hablar de marcas más comerciales con un FPS bajo.

2. Cambia regularmente la marca. Esto porque la piel se acostumbra a una misma marca y el efecto ya no es el mismo; de modo que sugiero que acabes un empaque y luego cambies de marcas. Puedes intercalando dos o tres marcas, el único chiste es dejar descansar la piel.

Ahora sí, hablaré en concreto de Heliocare.


Les comento que la marca tiene una varias presentaciones como son: crema, gel, spray y pastillas. Estas últimas de hecho las ha tomado mi mamá, que también es fotosensible, a pesar de ser morena.

Contiene un principio activo exclusivo el Fernblock®, extracto estandarizado de Polypodium leucotomos, un helecho tropical originario de América central que en su paso de la vida acuática a la terrestre desarrolló mecanismos naturales de protección frente a la radiación solar. Con eso como base Fernblock® promete una potente actividad antioxidante frente a los radicales libres más comprometidos en el daño solar y una intensa actividad fotoprotectora tanto a nivel tópico como oral.
Dejando la información técnica de lado, les diré mi experiencia.

La consistencia es de una crema líquida, pero con la suficiente espesura para que no se te derrame por el dedo cuando vas a distribuirlo, se absorbe rapidísimo y no deja un imagen blanquecina en la piel, ni la sensación en los dedos. Certifico que es muy útil, porque cuando me lo pongo y me da el sol, no me siento achicharrada como llego a sentir en los brazos o alguna otra zona que no esté protegida. (ya sé que los brazos también deben cubrirse, pero comprarse un filtro solar es muy caro y debo racionarlo un poco :S)

0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.