miércoles



El otro día leí en internet sobre una ponencia dada por el periodista español Jesús María Montes- Fernández, presentador del programa “Sólo moda” de TVE, referente a que  Bernard Arnault es el verdadero editor de las revistas de moda.

¿A qué viene ese razonamiento? Según el periodista “quien se atreva a criticar alguna de sus marcas se queda sin publicidad, así de claro. Todos se pliegan a sus órdenes y alaban sus productos”

Ciertamente es una acusación que sólo alguien que trabaje en el medio editorial puede saberlo con seguridad, pero no dudo en lo absoluto. Para empezar el conglomerado LVMH aglutina más de 100 marcas del mundo de la moda y el lujo, tales como Christian Dior, Louis Vuitton, Loewe, Givenchy, DKNY, Fendi, Gucci, Bulgari,, Moët & Chandon, Zenith, TAG Heuer, Hublot, Hennessy, Dom Pérignon y Veuve Clicquot entre otras. Lo cual implica que si te enfrentas al veto de una marca, puedes enfrentarte de lleno con el bloque de todo el conglomerado, y si una revista sólo funciona con su publicidad…pues se enfrenta a un gran problema para su supervivencia.

Si bien no llegas a lo más alto de los negocios siendo un alma caritativa, la fama de implacable persigue a Arnault, desde que presiona la censura en sus propios medios para evitar la publicación de malas noticias a su amigo personal Sarkozy, hasta la forma tan ‘sorpresiva’ en que entró a Hermès, comprando por sorpresa un gran número de acciones de la compañía y avisándole a Patrick Thomas con una llamada telefónica cuando todo estaba hecho.

En lo personal creo que es malo que solo un par de grupos empresariales aglutinen la mayoría de marcas, pero el negocio de la Alta Costura es muy caro y no todas las marcas resisten toda su historia sin ser adquiridas por un tiburón financiero. Para bien o para mal, no todos tienen alma de empresarios y si mucha de artistas.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.