sábado

Durante una conferencia en donde se hablaba de lo mucho que la moda mexicana necesitaba de un buen marketing para posicionarse, salieron puntos a colación muy interesantes sobre el problema que sufren los diseñadores mexicanos para lograr posicionarse de cara a las grandes marcas extranjeras.
Dio un claro ejemplo de ello cuando pidió al auditorio que nombrara los diseñadores mexicanos que conociera. El resultado era desesperanzador: Sarah Bustani, Héctor Terrones, Mitzy. Esas fueron las respuestas de la gran mayoría, es entonces que te das cuenta del daño que revistas tipo TvyNovelas han hecho para nuestra industria de la moda. Sólo unas cuantas menciones a Macario Jiménez, Christian Cota. Y párale de contar  ¿Qué mayor ejemplo de lo poco que se conoce de nuestros creadores, más allá del círculo de ‘informados’?
Pero ¿Por qué?
Según el conferencista, entre los problemas estaba el que los diseñadores se ven a si mismos mas como artistas que como empresarios, lo cual acarreaba problemas a la hora de llevar de buena manera el negocio, porque no llegaban a conocer bien a sus compradores, entendiendo que el cuerpo de las mexicanas es particular y necesita que la ropa cumpla con ciertas características, cosa que no ocurre.
Creo que también hay un cierto grado de malinchismo. Muchas veces no es que no gusten las propuestas, sino que directamente pasan de ellos. ¿Por qué no comprarse mejor una marca francesa en lugar de la mexicana? Falta crear la cultura del consumo de la moda mexicana.
Como dije un par de post atrás, éste tema es demasiado complejo y tiene demasiadas aristas. Así que dejemos el análisis atrás para llegar al punto central ¿a qué viene todo esto? Creo que hay muy buenas marcas, gente innovadora, a la que quiero mostrar. Pueden ser grandes o ser pequeños, pero merecen ser mostrados. De tal modo que en los próximos días les hablaré de una marca que me gusta especialmente, ya que conozco a su creador.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.